Cómo devolver el brillo a tus joyas de Oro

No nos cabe ninguna duda de que, si te gustan las joyas, ¡te gusta el Oro! Elegante e intemporal en todas sus versiones, podemos encontrarlo en color amarillo, rosa o blanco, dependiendo de las aleaciones que se hayan trabajado en cada joya.

Ahora más de moda que nunca, durante la última década, el Oro Amarillo quedó relegado a una segunda posición frente a su hermano el Oro Blanco, pero todo vuelve y queremos rescatar aquellas reliquias del baúl de los recuerdos: pulseras, pendientes y anillos de Oro que teníamos guardados y que ahora son tendencia, pero ¿qué debo hacer para devolver el brillo original a una joya de Oro antigua?

Antes de nada, asegúrate de que tus joyas son de Oro (Anna Maldonado siempre trabaja con Oro de 18k, es decir, 750 milésimas de pureza) para no cometer errores en su cuidado. Para comprobarlo, echa un vistazo a la pieza y comprueba que lleva una pequeña marca con el símbolo ‘750’. Una vez hayamos revisado que nuestra joya es de Oro de ley, procederemos a darles un tratamiento de limpieza, que nos ayudará a devolverle su brillo original:

  • Presta atención a la joya y comprueba que no tiene ninguna grieta y que todas las piezas están sujetas.
  • Sumerge tu joya en agua tibia con un poco de jabón durante 15 minutos y, a continuación, frótalas con un cepillo (puede ser de dientes) de forma muy suave para no dañarlas.
  • Lava tu joya con agua y sécala con un paño limpio.
  • Para darle brillo, te aconsejamos usar un paño especial para pulir joyas. Si no dispones de él, usa una gamuza de microfibra o de algodón.
  • ¡Voilà! Tu joya de oro vuelve a tener un aspecto reluciente.

Por último, si tus joyas de oro Blanco se han vuelto amarillas con el paso de los años, no resolverás tu problema limpiando tus piezas: lo que sucede es que están perdiendo su baño de rodio, por lo que de nuevo deberá realizarse este proceso en un taller especializado. 

Nuestro consejo es que, antes de realizar el tratamiento de limpieza, consultes con tu joyero de confianza el tipo de producto más adecuado para su tratamiento, ya que según su composición química, podría dañar la pieza o las gemas que lleva engarzadas: no uses nunca lejía, ni salfuman ni amoníaco ni nada por el estilo. Antes recuerda que siempre puedes contar con el servicio de restauración de joyas en nuestra joyería Anna Maldonado en Vilanova i la Geltrú o en nuestro taller de Barcelona, por lo que no dudes en contactarnos y te informaremos.

Publicado por Anna Maldonado

Anna Maldonado, atelier de joyas en Barcelona desde 1946. Fabricantes de joyas estilo de Isabelino, Art-Déco y Art-Nouveau. Gemóloga especialista en tasación de joyas antiguas, peritos judiciales. Visite nuestra joyería en Vilanova i la Geltrú.

Español